Saturday, April 09, 2011

Luces, por favor

La soledad sale a la ciudad y pasea por los bancos de las plazas y los colectivos, visita algunos departamentos de un dormitorio (especialmente los altos pisos) y se asienta durante horas en los geriátricos. Pero cuidado cuando te subas a un escenario: la morada secreta de ese fantasma se encuentra justo detrás, en la sombra azulada de las bambalinas.

2 comments:

Anna said...

Lo acababa de leer en el muro de Facebook, pero no puedo poner que me gusta, porque el sentimiento que me provoca... no estoy segura de que me guste. Más bien me dan ganas de llorar.
Y así y todo, sigo siendo una masoquista... no puedo dejar de leerlo.

Gustavo said...

Pero este tiene acentos. Digo.. éste.